Confía en el hecho de porque esta dicha cada palabra

Mis lectores

Tu opinión: 

Estábamos los dos mirando el mar cuando la tarde moría, como moría lo nuestro juro que no lo sabia.

Mire para mi derecha vi que desaparecías, grite con todas mis fuerzas y note que no me oías

Te alejaste un día y ahora decidiste venir.

¡Chau!

No hay comentarios:

Publicar un comentario